Marion Gruber, maternidad libre

Creativa e inspiradora, Marion no es solo un soplo de aire fresco en nuestro feed de Instagram. La influencer y madre de tres hijos nos habla de su visión de la paternidad y de sus ganas de ir a otro sitio. ¿Necesitas un soplo de aire fresco? Pues sigue leyendo.

¡Madre de tres hijos en 5 años! ¿Puede contarnos cómo ha evolucionado su maternidad? ¿Eres la misma madre ahora que al principio? 

Marion Gruber: Creo que está en mi naturaleza ver el vaso medio lleno. Hago listas y planes, preveo y preparo muchas cosas, pero es más para tranquilizarme. Sin embargo, cuando las cosas suceden (a menudo no como las había previsto), las recibo sin preocuparme, apreciando todas las pequeñas cosas de la vida. En mi paternidad, es exactamente así. No soy rígida en la planificación ni en los calendarios, intento hacer lo mejor que puedo para facilitarnos la vida cueste lo que cueste.

Y al final, nos viene bien: los niños son muy guays, los llevamos a todas partes y se adaptan a todo. Su vínculo es muy fuerte, y es realmente mágico ser testigo de ello. Y les hacemos partícipes de todos nuestros proyectos, hablamos mucho con ellos, a pesar de su corta edad, y tengo la impresión de que les encanta.

Creo que soy la misma madre que hace cinco años, sí, pero quizá un poco más cansada (risas). Siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando veo que consiguen algo nuevo, siempre tengo ese sentimiento de felicidad que me desborda el corazón, todos los días me digo a mí misma que es increíble lo que Guillaume y yo hemos conseguido hacer. Estoy constantemente abrumada y me acuesto cansada todos los días, ¡pero es un pequeño precio a pagar por toda la felicidad que tengo al lado!

¿Tener tres hijos había sido un sueño durante mucho tiempo, o fue un deseo que fue creciendo a medida que avanzabais? El proceso MAP es sin duda una montaña rusa... ¡y también un milagro! 

Marion Gruber: Siempre he soñado con tener tres hijos. La idea de una familia numerosa y de niños que tengan hermanos con los que jugar constantemente, con los que crecer y desarrollarse, siempre me ha gustado. Y luego, con mi primer embarazo, me di cuenta de que tener tres podría no ser tan fácil, y de lo afortunada que ya era por tener un bebé en mis brazos. Cuando has pasado por la FIV como nosotros, creo que realmente tienes que darte cuenta del regalo que te ha hecho la vida, de lo milagrosa y afortunada que eres. Pero... el deseo de más nunca me abandonó. Y 14 meses después, estaba embarazada de James. Podríamos haber dicho que estaba bien, que éramos las personas más felices y afortunadas del mundo, pero yo sentía que nos faltaba uno. Y entonces llegó Luna, y nunca volví a tener esa sensación de "no ser suficiente". Inmediatamente sentí que estábamos completos. La pieza que faltaba en el rompecabezas. Aún no puedo explicarlo.

Tienes tres hijos preciosos, has escrito libros, has montado una línea de sombreros, tienes una casa de locos, haces contenidos inspiradores, has planeado una mudanza increíble. Casi suena "fácil". ¿Tienes algún consejo para cuando te sientes deprimida?

Marion Gruber: ¡Muchas gracias! No es que sea fácil, pero los retos no me asustan, al contrario, son muy inspiradores, un verdadero motor. Necesito crear cosas, soñar, para mi equilibrio. Es mucho trabajo, pero como me encanta lo que hago, lo hago con tanto placer que es aún más motivador. Y en cuanto a los planes de vida... Es ahora o nunca, y odio arrepentirme. A veces tengo dudas, pero tengo la suerte de estar muy bien rodeada, así que verbalizar las cosas que me preocupan o parecen poco claras a mis allegados, familia o compañeros, me libera enseguida. Siempre me digo que no debo perder de vista el objetivo y que al final, tenga éxito o no, el camino para llegar a él estará tan lleno de cosas positivas e instructivas que sólo tengo que ir a por ello. Rara vez nos arrepentimos de las cosas que hemos hecho, sino de las que no nos atrevimos a hacer. Así que, ahí lo tienen, siempre tengo planes en la cabeza, así que ¿por qué no darles una oportunidad? Creo que estar orgulloso de lo que has conseguido y de tu trabajo es uno de los mejores sentimientos.

¿Cuál es la situación de sus planes para Los Ángeles?

Marion Gruber: Este es claramente EL proyecto del momento: cambiar de vida, dejarlo todo para empezar de nuevo en la otra punta del mundo. Es el tipo de reto que suele ser un poco loco, que lleva a cuestionarse constantemente porque el trastorno es tan disparatado... pero el resultado merecerá tanto la pena. De momento, seguimos trabajando en nuestros trámites de inmigración y visado. Nos ponemos en marcha para buscar casa y visitar los colegios de los niños. ¡Se está haciendo realidad!

¿Qué cosas esenciales llevará en la maleta?

Marion Gruber: Vamos a intentar llevar poco equipaje, ¡pero en realidad nos apasionan demasiadas cosas como para hacerlo! Necesito mi máquina de coser, mi equipo de punto y mis ganchos. Guillaume necesita sus guitarras, y yo me llevaré una buena parte de mi camerino, nuestros sofás y algunos de los muebles que nos encantan, además de nuestras tronas Charlie Crane, ¡por supuesto!

15 años de amor con tu marido, 3 hijos, trabajas junto a Guillaume... ¡Ayúdanos! ¿Cuáles son sus secretos para una pareja duradera?

Marion Gruber: Hablamos todo el tiempo. Hablamos todo el tiempo. Tenemos la suerte de estar alineados en nuestros proyectos y sueños. Y luego cada uno tenemos nuestras pasiones, nuestros momentos. Con los niños, nuestro equilibrio cambia todo el tiempo. Es difícil encontrar la manera de adaptarlo a la vida en general, pero conseguimos dar un paso atrás y volver a encontrarnos a nosotros mismos. Es un verdadero trabajo de equipo, ¡y mucho amor!

Mientras esperamos a Los Ángeles, seguimos disfrutando con las fotos de su casa de Hossegor. Por qué te encantan los muebles de Charlie Crane?

Marion Gruber: Charlie Crane está con nosotros desde que llegó Romy hace 5 años. La vimos crecer en la hamaca LEVO, descubrir la comida en su trona TIBU, luego llegó James, durmiendo en la cuna KUMI, y después vino Luna a completar el cuadro, todavía cómodamente instalada en los mismos muebles Charlie Crane.

 

¿Cómo evolucionan estos muebles con sus hijos y en su casa?

Marion Gruber: Realmente pasamos por todas las fases evolutivas del mobiliario.

Después de la minicuna KUMI, Luna duerme ahora en la cama KIMI, y un día la abriremos para que pueda entrar y salir cuando quiera. Incluso hemos dado un paso más con la hamaca LEVO, que ahora puede acoger a los pequeños de los niños.

¿Tiene un antojo de diseño en este momento? ¿Una pieza que le haga soñar?

Marion Gruber: Sí, estoy soñando con un sillón Ray Wilkes Chiclet para nuestra próxima casa...

¿Qué podremos ver en tu cuenta de Instagram dentro de un año? Por cierto, ¿tendremos que seguirte en Instagram o en otra red?

Marion Gruber: ¡Esperemos fotos con bonitas palmeras californianas de fondo, y nuevos proyectos que compartir! Me gusta demasiado la fotografía como para dejar de estar en Instagram, pero estoy intentando hacer más vídeos, así que he abierto un canal en YouTube y una cuenta en TikTok, así que quién sabe, ¿quizá esté en todas partes a la vez?

Muchas gracias a Marion por su tiempo. ¡Síguela en su cuenta de Instagram @fringeandfrange!