@ana.zilhao

¿Adónde vamos y con quién? 

Con un recién nacido, suele ser aconsejable no viajar demasiado lejos. De hecho, el objetivo de sus vacaciones será intentar... ¡descansar! O al menos, no volver de sus vacaciones aún más cansada. Su consigna será, por tanto, "tranquilidad". Le aconsejamos que se olvide del vuelo de larga distancia a Tailandia, de la excursión por el desierto, del buddy tour o del roadtrip por Sudamérica: no necesariamente los disfrutará. Como norma general, evita las grandes diferencias horarias, los destinos con demasiada altitud y los países con climas extremos (demasiado calor o demasiado frío). Alquilar una casa de vacaciones con 20 amigos tampoco es la mejor idea este año. Corres el riesgo de pedir a tus amigos que se callen cuando tu bebé duerme la siesta, y de desentonar. 

El consejo de Charlie: opta por una casa de vacaciones con tu familia, que pueda ocuparse de la limpieza por ti, un hotel con club infantil si tienes hijos mayores, o una vivienda de alquiler totalmente equipada.

¿Qué hay que llevar de vacaciones con un bebé?

Un bebé llega con todo tipo de equipamiento: cuna, moisés, alfombra de juegos, muselinas, juguetes... ¿Cómo transportar todo este equipo en vacaciones? En primer lugar, te recomendamos que hagas una lista con lo realmente imprescindible y que lo alquiles todo sobre la marcha. Pregunte en su alojamiento u hotel: seguro que tienen una cuna y una trona para los niños mayores. Además, hay sitios web que facilitan la vida a los padres jóvenes alquilando cochecitos, sillas de coche y otros artículos esenciales cerca del destino de sus vacaciones.

Por último, cuando esté de viaje, no olvide hacer la maleta: 

  • muselinas
  • Una muda de ropa
  • Un pequeño juguete
  • Un muselina que sirve para todo (babero, cambiador, edredón...)
  • Un maniquí
  • Un biberón con agua y cápsulas de leche en polvo
  • Algodón con linimento
  • Un peluche
  • Una mochila porta bebé

El consejo de Charlie : aprende a viajar más ligero. A menudo llevamos diez veces más equipamiento del necesario. Y en cuanto a las camas, un moisés es perfecto para los niños menores de 6 meses.

@sharneethorpe

Coche, tren, avión... ¿Cómo se va de vacaciones? 

Cada medio de transporte tiene sus ventajas e inconvenientes. 

El coche te permite ir donde quieras, sin restricciones de equipaje. Asegúrate de llevar el equipamiento adecuado (silla de coche, moisès, etc.) para la seguridad de todos. 

Los viajes en tren son gratuitos para los niños menores de 4 años, siempre que viajen en su regazo. Si quiere que su bebé tenga su propio asiento -práctico para el moisès, por ejemplo- opte por un Forfait Bambin a 9 € en la mayoría de los trenes. Es un precio estupendo que no querrá perderse. Realmente es más comodidad para todos. Además, la SNCF ofrece un servicio de recogida de equipajes que le permite llevar sus maletas donde y cuando quiera. Básicamente, coge el tren sin las maletas y es un poco mágico... Los trenes suelen tener una zona para cambiar a los bebés y un vagón dedicado a las familias. También puede calentar el orinal de su bebé pidiéndolo en el servicio de bar.

En cuanto al avión, la mayoría de las compañías aéreas ofrecen viajar a los niños menores de 2 años cuando viajan en el regazo de sus padres. En el caso de los niños pequeños, recuerda dejarles mamar (chupete, pecho, biberón, etc.) durante el despegue y el aterrizaje, para aliviar la presión en los oídos. Infórmese en su compañía aérea de lo que puede llevar en cabina ("cochecito o no cochecito, ésa es la cuestión"). Te recomendamos que optes por vuelos cortos y lleves un portabebés para pasear a tu bebé por el pasillo.

Documentos obligatorios y salud

Si tiene previsto viajar al extranjero, le aconsejamos que relea nuestro apartado dedicado al destino de sus vacaciones... A continuación, no olvide la documentación de su hijo, es decir, el carné de identidad para Europa y el pasaporte para viajar fuera de Europa. ¿Ya tienes la documentación? Perfecto. ¿No tienes? Infórmese en su ayuntamiento, ya que se tarda mucho en conseguir una cita. En abril de 2023, el plazo medio para obtener una primera cita era de... 66,5 días. Luego está el tiempo que se tarda en hacer el papeleo. 

También debes llevar la cartilla sanitaria de tu bebé, ya que sus vacunas deben estar al día si viajas al extranjero. A la hora de elegir destino, piensa también en las urgencias médicas. No se trata de asustarte, sino de tranquilizarte en caso de que surja algún problema. Asegúrese de que su destino de vacaciones dispone de centros médicos no muy lejanos. Por último, eche un vistazo a la web de AMELI para obtener la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), que le permite tener cubiertos sus gastos médicos localmente, de acuerdo con la legislación y las formalidades vigentes en el país donde se encuentre. Práctica para todos los miembros de la familia.

¿Cómo será el programa de vacaciones con un bebé? 

Con un recién nacido, el programa es sencillo: farniente. Todavía estás conociéndote a ti misma y comprendiendo el ritmo de tu bebé. Algunas mamás jóvenes aún se están recuperando del parto. Planifica actividades sencillas que no te supongan una fuente de estrés ni una preparación intensa: paseos por la naturaleza, siestas, natación si puedes, picnics y juegos adaptados a la edad de tu bebé. Date un capricho, reserva un masaje, escucha un podcast en la hamaca... Haz muchas fotos de tus primeras vacaciones con el bebé con nuestras tarjetas de pasos. Porque aunque él no las recuerde, estos momentos atemporales son esenciales para construir tu familia. 

Un último consejo para el camino: mantente flexible y no intentes hacerlo todo. Disfrute de sus vacaciones.