Dormir o no dormir con tu bebé, ésa es la cuestión. Respondemos a esta gran pregunta enumerando las ventajas del colecho. Beneficios, recomendaciones de la OMS, normas de seguridad...
¡Tendrás todos los argumentos que necesitas para decidir si este método de colecho es adecuado para ti!

Todo lo que debes saber sobre el colecho: ventajas e inconvenientes

¿Qué es el colecho?

Cododo viene del término inglés co-sleeping. En la civilización europea contemporánea, los bebés suelen tener su propia habitación desde que nacen, donde se supone que duermen solos. En el colecho, el bebé duerme por la noche en la habitación de sus padres durante las primeras semanas e incluso meses de su vida.

De hecho, hay dos tipos de colecho:

  1. Los padres y el bebé comparten el mismo espacio, cada uno en su cama. El bebé está en su cuna o moisés, en su colchón, cerca de la cama de sus padres.
  2. Los padres y el bebé duermen uno al lado del otro, en una cuna especial para colecho, junto a la cuna de mamá y papá. En este caso, es aconsejable seguir ciertas normas, que te contamos a continuación.

El colecho en el mundo

Entonces, ¿el colecho es una práctica común o, por el contrario, un acto inusual? Depende de la región del mundo. En Asia, África y los países nórdicos (Suecia y Noruega, por ejemplo), el colecho está muy extendido. La mayoría de las familias están acostumbradas a dormir juntas.
En Europa, dormir con el bebé está un poco menos normalizado. Mucha gente teme que esta forma de maternidad cercana lleve a los niños a depender de sus padres durante mucho tiempo. Entonces, ¿mito o realidad? En realidad, los estudios tienden a demostrar lo contrario. Al responder a las necesidades fisiológicas del niño, los padres envían un mensaje claro: "Puedes contar con nosotros". Este vínculo de apego refuerza la sensación de seguridad y confianza del niño pequeño. Como resultado, a los pequeños les resulta más fácil desarrollar su independencia. Sin embargo, incluso entre profesionales y especialistas, las opiniones siguen siendo divergentes. Entonces, ¿qué debemos hacer? Hagamos caso a la OMS y enumeremos los beneficios del colecho.

Descubre nuestra cuna de colecho en madera de haya que se adapta a la cama de adulto.

Recomendaciones de la OMS

¿Qué dice la OMS, la Organización Mundial de la Salud? La OMS recomienda mantener a los bebés en la habitación de sus padres durante los seis primeros meses de vida, para reducir el riesgo de muerte súbita. Un bebé que está cerca significa que la madre y el padre están más alerta. Por supuesto, no debemos culpar a los padres que prefieren dormir sin su bebé. Es una elección personal, igual que la lactancia materna. Nuestro artículo te ayudará a elegir con conocimiento de causa, según tus deseos y necesidades.

Ventajas del colecho
En la práctica, ¿qué ventajas tiene compartir el dormitorio de los padres?

  • Un sueño tranquilo
    A algunos padres les tranquiliza estar tan cerca de su bebé. Pueden oírle, vigilarle... y están alerta al menor ruido sospechoso. Esa es también la razón principal.
  • Mayor facilidad para dar el pecho y el biberón
    Tener al bebé a mano también significa menos viajes de ida y vuelta para darle de comer, que puede despertarse varias veces por la noche. Esto significa menos despertares para todos. No hace falta ir al otro extremo de la casa para coger al bebé, darle de comer y volver a acostarlo. Las madres que dan el pecho duermen mejor... y lactan mejor. Los niños alimentados con biberón y sus padres también se benefician de esta proximidad.
  • Un bebé seguro
    Por último, en cododo, los bebés se sienten seguros. Suelen respirar en armonía con sus padres. Por supuesto, algunos padres ven estas ventajas como desventajas... Compartir dormitorio puede parecer sacrificar la intimidad de los padres. Pero admitámoslo, con el posparto y las noches de recién nacido a menudo sinónimo de cruel falta de sueño, votamos por cualquier cosa que nos haga la vida más fácil. El colecho puede ser una de ellas.

La OMS recomienda que los bebés permanezcan en la habitación de sus padres durante los seis primeros meses de vida, para reducir el riesgo de muerte súbita.

Normas de seguridad para el colecho

Pero, ¡cuidado! Si quieres "colechar" correctamente, es importante que sigas algunas normas de seguridad:

  • El bebé debe tener su propia cama
    No puedes dormir con el bebé directamente en su cama, ya que podrías aplastarle o asfixiarle. Por eso te recomendamos que optes por el colecho.
  • Adiós al alcohol
    Cododo, ¡el alcohol y los medicamentos no se llevan bien! Si tomas somníferos o has estado de fiesta (demasiado), no duermas con tu bebé.
  • Adiós a los cojines
    Evita el riesgo de asfixia prohibiendo cojines, mantas, peluches y otros textiles que puedan asfixiar a tu bebé en su cuna y en la tuya.
  • A la temperatura adecuada
    Por último, tapa ligeramente al bebé y no sobrecalientes la habitación. La temperatura ambiente ideal es de 18 °C.

Nuestra cuna para colecho, la KODO

Si te tienta esta experiencia de colecho, échale un vistazo a nuestro nuevo sistema de colecho KODO. Lo hemos diseñado para que dormir con un recién nacido sea más fácil y, al mismo tiempo, para que tu dormitorio tenga el mejor aspecto posible. Porque un cododo no tiene por qué ser de plástico para ser práctico. Y un bonito mueble también será un magnífico complemento para las fotos de familia... Este codo de madera de haya, con su forma redondeada, se adapta perfectamente a la cama de los padres. Su altura es regulable para adaptarse perfectamente a las camas de los adultos (hasta 200 cm). La guinda del pastel: como todos los muebles Charlie Crane, la cuna KODO ha sido diseñada para durar en el tiempo. Así, puede convertirse en un bonito banquito una vez que el bebé haya crecido.

Así que no lo dudes: ¡apuesta por #kodopourtous!