El llanto, forma de comunicación del bebé

Empecemos por lo básico. Tu bebé aún no puede hablar. Aunque te mueras de ganas de oír su voz, sus adorables "areuhs" y otros gorjeos, tendrás que conformarte con pequeños llantos y, sobre todo, ¡con llorar durante las primeras semanas! Y sí, el llanto es el principal medio de comunicación de tu pequeño... 

Lucie Cipolla

Cuando los bebés lloran, expresan diferentes necesidades: 

  • Hambre 
  • Fatiga 
  • Dolor (dolor de estómago, cólicos, eructos atascados...)
  • Malestar: demasiado frío o demasiado calor 
  • Necesito tus brazos y quiero que me consueles 
  • Hay que cambiar 
  • Descarga emocional...

La lista no es exhaustiva y puede completarse con la ayuda de su pediatra o médico de familia.

Cómo calmar a tu bebé

Tranquilos, como padres, pronto seréis capaces de reconocer los diferentes llantos de vuestro hijo, os lo prometemos. Los llantos de hambre no sonarán como llantos de vergüenza, etcétera. Mientras tanto, como no existe una varita mágica para calmar a tu bebé, consulta nuestros consejos para consolar a tu pequeño.

Lucie Cipolla

El bebé llora antes, durante o después de comer: 

  • Antes de su hora preferida de comer, es posible que el bebé simplemente ya tenga hambre.
  • Durante y después de las comidas, es posible que tu bebé necesite eructar, aunque esté tomando el pecho. 
  • Cólicos, dolor de estómago...
  • El bebé no tiene hambre, pero necesita mamar o succionar para calmarse.

Bebé llorando en la cama

  • Le cuesta dormir 
  • Al contrario (¡es demasiado simple si no!), está harto de dormir 
  • La temperatura es incorrecta, hace demasiado frío o demasiado calor.

El bebé llora en su hamaca o en su colchoneta

  • Está cansado o sobreestimulado
  • El bebé te quiere
  • El bebé se aburre y quiere jugar (¡prueba con un arco de actividades!)

Bebé llorando en tus brazos

  • El bebé necesita dormir
  • Bebé aburrido
  • Hay que cambiarlo...

Hay muchas razones por las que el bebé te necesita. La lista anterior no es exhaustiva...

Consolar al bebé

Como ves, hay muchas formas de consolar a tu bebé o de responder a sus necesidades. 

Olvídate de los consejos de la tía Suzanne de dejarle llorar porque "le hará daño a los pulmones" o "le creará malos hábitos". En primer lugar, los bebés no tienen rabietas (¡su cerebro es demasiado inmaduro para inventar nada!). En segundo lugar, la neurociencia nos ha enseñado recientemente que el estrés causado por el llanto es perjudicial para los niños pequeños. Si quieres saber más, escucha este episodio del Podcast Matrescence

Evidentemente, no exageres ni te culpes si, a pesar de todos tus intentos, tu hijo sigue llorando... Lo estás haciendo lo mejor que puedes y eso está bien.

Vamos a darte algunos consejos más para calmar el llanto de tu bebé. De ti depende probar cuál de estas opciones le gustará a tu bebé: 

  • Envolver.
  • Portage.
  • Un paseo en cochecito.
  • Masajea al bebé. 
  • Si a tu bebé le duele la barriguita, dale un masaje en el sentido de las agujas del reloj. También puedes doblarle las piernas hacia la barriguita y recostarlo sobre tu antebrazo para aliviarle el dolor. 
  • Mecerlo.
  • Cántale una canción.
  • Contacto piel con piel para los niños pequeños.
  • Dale un baño.
  • Lactancia materna.
  • Coloca al bebé bajo una campana extractora (¡sí, funciona con algunos bebés!) o prueba el ruido blanco.

Cuando tu bebé está inconsolable y estás perdiendo la paciencia...

Cuando el llanto de tu hijo no cesa (es sólo el principio, vale, vale), es fácil no saber qué hacer. Harta, enfadada, muy triste... Añade una buena dosis de cansancio y tendrás una paciencia agotada que puede desembocar en el síndrome del niño zarandeado. Evidentemente, nunca debes sacudir a tu hijo. 

Lucie Cipolla

Cuando sientas que la copa está llena, pide ayuda a tu pareja, a un amigo o a tu familia. ¿Estás sola? Pon a tu hijo a salvo en su cuna, luego sal de la habitación y respira para tranquilizarte. Tómate el tiempo que necesites. Es mejor dejar llorar al bebé que arriesgarse a sacudirle.

Llanto específico

Si lo has intentado todo (cambiarle, darle de comer, mecerle, estimularle, calmarle, etc.) y sigue llorando, es posible que tu bebé tenga cólicos, esté experimentando un estirón o el famoso llanto de descargadel final del día... Este último se produce alrededor de las 5-6 de la tarde y el bebé puede estar inconsolable durante unas horas. Es un momento difícil para los padres, que se sienten impotentes. 

Si el bebé tiene mucho calor, también puede estar enfermo. Consulta inmediatamente a tu médico.

También te puede gustar :